No, no vuelven las reválidas

pexels-photo-256433

El Boletín Oficial del Estado ha publicado la orden anual del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte por la que se regulan las pruebas de la evaluación final de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), para el curso 2017-2018.

La evaluación final de ESO tiene una finalidad diagnóstica, es decir, sólo para medir cuál es el nivel que tienen los alumnos. Si no superas la prueba, no impide que obtengas el Graduado en Secundaria. La Conselleria de Educación seleccionará una muestra representativa del alumnado de 4º curso de ESO y comprobará el grado de adquisición de las competencias básicas matemática, lingüística y social y cívica. A este respecto, las materias serán: Lengua Castellana y Literatura, Inglés Valenciano, las materias Matemáticas orientadas a las enseñanzas académicas y Matemáticas orientadas a las enseñanzas aplicadas; y la materia Geografía e Historia. Puede que nos toque, o no, al Campico realizar las pruebas. En el caso de ser seleccionados, se comunicará a los alumnos y sus familias.

Las pruebas se realizarían durante 5 días en el último trimestre lectivo del curso 2017/2018 (abril, mayo o junio de 2018). Cada una de las pruebas tendrá una duración de 60 minutos, con descansos entre pruebas consecutivas de un mínimo de 15 minutos.

A la vez, rellenarán un cuestionario de contexto para el alumnado, anónimo y confidencial. Los informes de resultados permitirán a las Administraciones educativas conocer los resultados académicos de sus alumnos y centros y contextualizarlos con factores como la tasa de repetición, el absentismo escolar, el grado de satisfacción del alumnado, factores socioeconómicos y socioculturales del contexto, tiempo dedicado a deberes en casa o utilización de medios tecnológicos, entre otros datos a tener en cuenta para la evaluación del sistema educativo.

Aquí podéis leer la Orden Ministerial: